ECG del mes: mayo 2016

junio 2nd, 2016 Posted by Cardiología, Caso clínico, ECG, ECG del mes No Comment yet
Comparte este artículo en redes sociales
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

¡Haz tu diagnóstico!

 

Bulldog francés. Macho, 9 años.

Cuadro agudo de debilidad y cianosis. Pulso débil. No se ausculta soplo. En la radiografía se aprecia patrón intersticial difuso con pérdida de la silueta cardiaca en la zona craneo-dorsal.

ECG del mes mayo 2016 QRS bajo votaje tumor base corazón DerII

 

  • ¿Cuál es el ritmo y la frecuencia cardiaca?
  • ¿Qué alteraciones se observan en el ECG?
  • ¿Qué diagnósticos son los más probables?

 


1. ¿Cuál es el ritmo y la frecuencia cardiaca?

  • A lo largo de todo el registro hay ondas P, positivas en derivación II, que anteceden a un complejo QRS (relación P:QRS 1:1). Se trata por lo tanto de un Ritmo sinusal.
  • La distancia R-R es estable durante todo el registro; lo definimos como Ritmo sinusal regular.
  • La imagen muestra 15 cm de papel, lo que se corresponde con 3s de ECG cuando éste se realiza a velocidad 50mm/s. Calcular la frecuencia cardiaca es tan sencillo como contar el número de complejos QRS y multiplicar por 20: La frecuencia cardiaca sería 9×20 = 180 lpm. Cuando el ritmo es regular se puede calcular también la frecuencia cardiaca exacta dividiendo 300 por la distancia R-R en cm. Esta distancia es de 1,65 cm (se puede medir con una regla o bien contar el número de cuadraditos pequeños milimetrados entre dos ondas R consecutivas; en este caso son 16,5 cuadraditos). El resultado nos da 300/1,65 = 182 lpm. El límite de frecuencia cardiaca considerada como normal para el perro adulto de tamaño mediano-grande es de 160 lpm. Por lo tanto en este caso definiríamos el ritmo como Taquicardia sinusal.

 

2. ¿Qué alteraciones se observan en el ECG?

  • El ritmo sinusal regular es fisiológico en el perro, pero debemos tener en cuenta siempre que el ritmo normal en cualquier perro sano en reposo es en realidad la arritmia sinusal respiratoria, especialmente marcada en perros braquicefálicos por la hipertonía vagal fisiológica causada por su especial conformación racial. Si tenemos un ritmo regular en el perro es porque hay hipertonía  simpática, fisiológica o no (ejercicio, estrés, hipoxia, anemia, dolor, administración de simpaticomiméticos, ICC, etc.)
  • La taquicardia sinusal está ligada al ritmo regular. Si hay aumento del tono simpático por cualquiera de las causas anteriormente citadas, la frecuencia cardiaca aumenta y la arritmia sinusal respiratoria tiende a atenuarse o incluso desaparecer.
  • Complejos QRS de bajo voltaje en derivación II (también en el resto de derivaciones). Es un hallazgo inespecífico que se puede ver en perros completamente sanos y que suele relacionarse con la presencia de “algo” entre los electrodos y el miocardio que amortigua el voltaje. Podemos observarlo ocasionalmente en perros de gran tamaño o muy obesos. Pero según este mismo razonamiento podría haber  otra causas patológicas, como masas o líquido en espacio pleural o pericárdico, siendo la causa más característica el derrame pericárdico, especialmente si se acompaña de alternancia eléctrica (ondas R de voltaje cambiante).

 

3. ¿Qué diagnósticos son los más probables?

  • Los datos proporcionados por el ECG son muy inespecíficos. Un aumento de frecuencia cardiaca con un ritmo regular puede estar motivado por el propio estrés durante la realización de la prueba, así como estar causado por una enfermedad respiratoria que cause hipoxia o por la puesta en marcha de los mecanismos de compensación cardiaca por una ICC.
  • Los complejos QRS de bajo voltaje sugieren una investigación más exhaustiva en busca de neoplasias y derrames.
  • La ausencia de datos más específicos en la radiografía recomiendan la realización de una ecocardiografía. Por la ausencia de soplo es poco probable la existencia de una endocardiosis valvular, mientras que la miocardiopatía dilatada y las enfermedades cardiacas congénitas quedan prácticamente excluidas por la características del paciente. Es necesario descartar tumores cardiacos, especialmente el tumor de base de corazón, frecuente en esta raza, así como el hemangiosarcoma de aurícula derecha.

ECG del mes mayo 2016 QRS bajo votaje tumor base corazón solución

Artículo publicado en la revista Argos nº 178 

 

Comparte este artículo en redes sociales
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

No comments yet. You should be kind and add one!

Leave a Reply

Your email address will not be published.This is a required field!

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>