ELECTROCARDIOGRAFÍA BÁSICA PARA AUXILIARES 1

julio 5th, 2016 Posted by ATV, Cardiología, ECG, Formación, Veterinaria No Comment yet
Comparte este artículo en redes sociales
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Terminada nuestra serie sobre Insuficiencia Cardiaca Congestiva, nos embarcamos en una nueva colección de artículos pensados especialmente para Auxiliares y Enfermeros Veterinarios. En esta serie explicaremos todo lo necesario para entender la electrocardiografía de una manera sencilla. ¡Espero que os sea útil y ameno!

 

Capítulo 1: La electricidad del corazón

Todos sabemos que el corazón late gracias a una serie de impulsos eléctricos. Pero ¿de dónde sale esa electricidad si no estamos enchufados a nada? La realidad es que la electricidad está por todas partes. O, mejor dicho, el potencial eléctrico. Y es que nuestros cuerpos (y los de nuestros pacientes, claro) están repletos de átomos con carga eléctrica positiva o negativa: los iones.

Las células cardiacas son una maravilla de la tecnología evolutiva y constituyen un sistema fascinante, perfectamente coordinado para que se genere un impulso eléctrico, se transmita a la velocidad adecuada y produzca una contracción eficiente capaz de bombear la sangre por todo el organismo.

Cada una de las células del corazón tiene un voltaje intrínseco. Recordemos que el voltaje es la diferencia de potencial eléctrico entre dos puntos. La célula tiene una diferencia de potencial eléctrico entre sí misma y el medio que la rodea, y ese voltaje suyo puede cambiar en función de los iones negativos y positivos que entren o salgan de ella. Si entran iones positivos, aumentará su carga positiva; si entran iones negativos, descenderá el voltaje. En el caso que nos interesa, son tres iones los que protagonizan el baile eléctrico del corazón: sodio, potasio y calcio.

 

¿Cómo funciona el potencial de acción?

El mecanismo de intercambio de iones que se produce en cada latido es complejo. Vamos a esbozar un par de pinceladas para que no pensemos que la corriente eléctrica se genera por magia feérica. Imagínate a esta célula miocárdica en reposo, tranquilamente en su rincón del corazón echándose una siesta. Este estado es lo que llamamos potencial de membrana en reposo. En este estado la célula, después de un arduo trabajo de intercambio de sodio y potasio hacia dentro y hacia fuera, alcanza un voltaje concreto. En ese punto, las bombas que actúan sacando y metiendo iones se compensan y se detiene el intercambio, permitiendo la siestecita. Pero este descanso no durará mucho tiempo: pronto llegará un despertador en forma de aluvión de cationes (iones positivos) que alterará ese voltaje.

Al ingresar cationes en la célula, el voltaje va subiendo progresivamente hasta alcanzar un punto crítico, llamado umbral de membrana. Cuando se llega a este punto, se dice que el proceso de despolarización de la célula es irreversible: se desencadena una serie de reacciones que hacen que su polaridad vaya cambiando hasta hacerse positiva (debido al baile de iones que entran y salen): de ahí que se llame, precisamente, “despolarización”. Esta reacción se va a ir extendiendo como un efecto dominó a otras partes de la membrana celular, y de una célula a otra, hasta producir la completa despolarización de la aurícula y del ventrículo. Esta despolarización es la que produce la contracción muscular que da lugar al latido cardiaco. Una vez que concluye esta “jornada de trabajo”, la célula se repolariza y el ciclo comienza de nuevo: vuelve a su estado de reposo, preparada para el siguiente aluvión de cationes que dará lugar al siguiente latido.

No te pierdas el próximo capítulo, en el que descubriremos quién es ese despertador miocárdico y qué más cosas sorprendentes suceden en el corazón.

 

potencial

 

 

Laura Gonzalo

Artículo publicado en Ateuves nº 63

 

Comparte este artículo en redes sociales
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

No comments yet. You should be kind and add one!

Leave a Reply

Your email address will not be published.This is a required field!

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>