ELECTROCARDIOGRAFÍA BÁSICA PARA AUXILIARES 3

abril 10th, 2017 Posted by ATV, Cardiología, ECG, Formación, Veterinaria No Comment yet
Comparte este artículo en redes sociales
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Formación de las ondas del ECG

En el capítulo anterior vimos cómo funciona el sistema eléctrico del corazón y cómo el impulso generado en el Nódulo Sinusal sigue un recorrido concreto para que se despolaricen primero las aurículas y luego los ventrículos. Hoy vamos a ver cómo se refleja esta actividad eléctrica en un electrocardiograma.

Un ECG es un sistema muy sencillo para registrar y medir esas corrientes eléctricas que se generan y que recorren el corazón. En realidad, no es más que un electrodo positivo y uno negativo, situados cada uno en un extremo, que miden la diferencia de potencial entre dichos extremos. Esos dos electrodos constituyen lo que llamamos una derivación del ECG. Una derivación no es más que un ángulo concreto desde el que observamos el flujo eléctrico. Para poder observar ese proceso desde diferentes puntos de vista, colocamos 4 electrodos y obtenemos así 6 ángulos, puntos de vista o derivaciones: I, II, III, aVR, aVL y aVF.

Si representamos con un único vector todos los fenómenos eléctricos que suceden en el corazón a lo largo de un latido cardiaco, obtenemos el eje eléctrico, del que hablaremos más adelante. En condiciones normales, este eje es una línea diagonal que va desde las aurículas a los ventrículos y de derecha a izquierda, desde el polo negativo hasta el polo positivo. Es importante tener en cuenta la dirección de esta flechita para entender cómo se forman las ondas del ECG.

Un ECG normal consta de una línea basal, que representa la ausencia de corriente eléctrica, y una serie de ondas: onda P, complejo QRS y onda T. Toda corriente que se propague en dirección al electrodo positivo (abajo) genera en el ECG una línea positiva (hacia arriba de la línea basal). Por el contrario, la corriente que se propaga hacia el electrodo negativo genera una onda negativa.



Conociendo ya la ruta que recorre el estímulo eléctrico desde el NS hasta la Red de Purkinje, nos será muy fácil relacionar las ondas del ECG con lo que está sucediendo en el corazón a nivel eléctrico:

1.Despolarización parcial de la aurícula y formación de la onda P.
2. Despolarización auricular completa.
3. Despolarización del septo ventricular y formación de la onda Q.
4. Despolarización del grueso del ventrículo y formación de la onda R.
5. Despolarización de la base de los ventrículos y formación de la onda S.
6. Repolarización de los ventrículos y formación de la onda T.

No te pierdas el próximo capítulo, donde veremos que calcular el eje eléctrico es tan sencillo como jugar a Hundir la Flota.

 

Laura Gonzalo

Artículo publicado en Ateuves nº 65

 

 

Comparte este artículo en redes sociales
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

No comments yet. You should be kind and add one!

Leave a Reply

Your email address will not be published.This is a required field!

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>